martes, 17 de junio de 2008

AK PATATA (AK-47 CHIP) - Emulsión fotográfica sobre acrilato



Sin duda estamos ante un nuevo ejemplo de la línea de trabajo de este gran fotógrafo. Durante más de quince años ha intentado sintetizar con sus obras la repercusión que las injusticias sociales en remotos países pueden tener en los rincones más insospechados de la vida cotidiana del resto de la humanidad. Su esfuerzo se canaliza hacia una narrativa (o mejor dicho, narrativa explícita) que busca la comunión del lapso espacial y temporal en cada textura, en cada color, en cada sustancia. En este caso el encuadre es directo. El autor no quiere evadir que la realidad está supeditada a su visión y se enfrenta a la experiencia individualmente, como si ningún dispositivo de captura mediara, obstaculizara, distorsionara. El espectador es finalmente conducido a un ficticio estado de intranscendencia apática en el que, a pesar de estar recibiendo un código contracultural de manera plenamente subconsciente, es conscientemente incapaz de ver más allá de una patata frita con forma de kalashnikov.